Mensaje de Diciembre 21 2022

Mensaje de Diciembre 21 2022

Caminando sobre las aguas

Mensaje de Diciembre 21 2022

Mensaje de Diciembre 21 2022 – Mensajes de La virgen María

¿Dónde termina el camino de uno en la vida?

 En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. Ahora tengo una visión de Nuestra Señora. Lleva un arado de madera en la mano derecha. ‘Madre, ¿por qué llevas este arado? Nunca te había visto así’.

 Nuestra Señora responde: “Mi querido hijo, porque he venido a arar los campos de la salvación y deseo ofrecerte este arado hecho de madera del cielo, hecho de la virtud de la humildad y a través de la fe, la esperanza y el amor.

Sí, deseo ofreceros este arado en una llamada específica de Dios, nuestro Padre, para arar los campos eternos de la salvación. Por nuestro amor, os doy estos mensajes para la humanidad, para vuestros hermanos y hermanas que están tan necesitados, para hacer fértil la tierra, la tierra de la fe dentro de sus corazones y plantar en ellos las semillas de la esperanza y del amor, para que crezcan hambrientos de la palabra de Dios y esperanzados en todos sus caminos para cumplir la voluntad de Dios.”

Madre, ¿por qué me has traído este arado en este día?’.

Nuestra Señora responde: “Porque mi querido niño, mi prima Isabel me dijo una vez en su gran proclamación a mí y de mí, para la gloria todopoderosa de Dios y para la esperanza futura de la fe dentro de los corazones de mis hijos: ‘Cómo me sucede esto que la madre de mi Señor venga a mí, y bendita eres tú que creíste en que se cumpliría la palabra que te dijo el Señor.’

También proclamó: ‘Bendita, benditísima tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre’ y yo digo: benditos los que creen que se cumplirían las palabras que les dijo el Señor. Bienaventurados los que creen en la palabra eterna de Dios en las verdades eternas del Evangelio, para vivirlas desde dentro de su corazón y actuar en la excelencia de la fe, para seguir la voluntad todopoderosa de Dios y siguiendo el camino de mi hijo Jesús.

Es el único camino hacia la vida eterna. Es el camino del amor eterno y la esperanza de salvación para los hijos de Dios.

Sí, mi querido hijo, Jesús dijo: ‘En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si os amáis unos a otros como yo os he amado, si os tenéis amor unos a otros’. Llamo a todos mis hijos a proclamar las palabras de mi corazón: ‘Hágase en mí según la voluntad de Dios’ humillándose, sometiéndose cada día a buscar la voluntad de Dios y a vivir por Él, en Él para todas las cosas, no según el orgullo de su propia voluntad.

Sí, hijo mío, esto es difícil. Pero hay que preguntarse y ser consciente cada día: “Señor, ¿cómo vivo tu voluntad amándote a ti, además de amar a mis hermanos y hermanas?“.

Hijo mío, el amor es paciente, es amable, con comprensión y compasión. Llena el corazón de alegría y de la esperanza de renovarse cada día.

Sí, amaos los unos a los otros como Jesús os ha amado de tal manera que proclamaréis conmigo las palabras de mi prima Isabel. Deseo interceder y guiar a todos mis hijos por el camino eterno de la redención, pues yo di a luz la redención al dar a luz a Jesús por el poder del Espíritu Santo, elegida por Dios para dar a luz mediante la pureza y el amor al darle a luz.

Mi primo dijo: ‘Bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre’.

Mi vientre fue y será siempre para Jesús, para su nacimiento y para la vida, la vida eterna de la salvación de las almas.

¿Dónde termina el camino de cada uno en la vida? Si eligen seguir el camino de Jesús, si eligen humillarse, conduce a la vida eterna, donde Jesús está esperando para recibirlos.

Mi pequeño amor, ven a mí ahora y permite que tu corazón se purifique a través de estas palabras de amor y esperanza para mis hijos, para que las palabras de Dios se cumplan dentro de ti y dentro de los corazones de los demás. Paz, paz y sólo la paz viene de amar a Dios”.

 Él también estaba solo, destrozado y asustado

 Nuestra Señora dice: “Hijo mío David, te han salido muchos temas y en eso, en los que voy a tratar, mi respuesta para cada uno es y será siempre amar primero a Dios y a los demás, porque por el amor todas las cosas se vencerán y se cumplirán con Jesús en el centro del corazón cada día, para hacer frente a las circunstancias de la vida que uno se encuentre.

Cuando lo tenemos a Él, tenemos todas las cosas. Él es la novia. Él es el sumo sacerdote. Él es quien sana. Es él quien supera la depresión y la tristeza para dar esperanza al alma necesitada de curación. Él provee todas las cosas en su providencia de amor.

El nos enseña a controlar nuestras pasiones y a estar a la altura de las circunstancias más difíciles de la vida, a perseverar permaneciendo fuertes en la fe. Cura los matrimonios mediante el perdón y la comprensión. En los sufrimientos corporales ofrece la última esperanza y el don de la salvación, aceptar los sufrimientos con esperanza y alegría unidas a su corazón. Él perdona como nosotros estamos llamados a perdonar. Él nos dio el primer ejemplo.

Él también estaba solo, roto y asustado, y siendo humano y siendo el Hombre-Dios, superó toda soledad en su pasión por traer la redención. Superó todas las emociones para decir que el miedo no es de Dios y que el amor todo lo vence.

Ofrece ayuda y unidad a las familias rotas y les dice: resuelvan sus problemas con fe, comprensión, compasión y amor mutuo.

Y consulta a la madre y al padre cuyos hijos han caído de la fe para decirles: ‘Sed silenciosos ejemplos de mi amor y con vuestro ejemplo los guiaréis sin conflicto cuando no escuchen’.

Y dice: ‘Buscad primero el Reino de Dios y se os darán todas las cosas, no podéis servir a dos señores, porque amaréis a uno y odiaréis al otro y que Dios reina sobre todas las cosas’.

Sí, estoy llamando a todas las almas al pie de la Cruz, para decirles que amen a Dios y que se amen los unos a los otros, que preparen sus corazones para el nacimiento de mi hijo y al hacerlo renacerá dentro de ustedes, para renovar sus vidas cada día, para renovar su fuerza, su resolución y su esperanza.

Hablaré más específicamente, pero primero, Dios sobre todas las cosas, Dios en todas las cosas, en todas las circunstancias porque Dios es amor y el amor es la resolución de la vida.”

 Si quieres escuchar los audios en Ingles, por favor use el siguiente enlace:  Audios

Si desea realizar una solicitud de oración, por favor use el siguiente enlace:  Solicitud de Oración